SIGUEN LAS CUOTAS! Aprovecha nuestros descuentos y las cuotas sin interés!!!

Limpiar manchas fáciles

  1. Limpie las manchas en cuanto ocurran

    Como en cualquier superficie, es más fácil limpiar las manchas apenas ocurran. Si espera demasiado puede secarse y asentarse en la superficie, lo que dificultará su limpieza. Como las Solid Surfaces no son porosas, el material derramado no será absorbido, por lo que es más fácil limpiarlo con un paño limpio húmedo.

     ▪ Seque siempre la superficie inmediatamente después de limpiarla para evitar la acumulación de sedimentos con el paso del tiempo.

  2. Use agua tibia y un paño o una esponja de cocina

    Si la mancha se ha secado, puede usar agua tibia con detergente de cocina para limpiarlo. Pase el paño con detergente por encima de la mancha o de los restos a limpiar y luego enjuage con agua tibia.
     
  3. Pruebe un limpiador a base de amoníaco

    Si el agua y el detergente no eliminan la mancha, puede usar un limpiador a base de amoníaco. Aplique el producto en la superficie, deje actuar unos minutos y seque con un paño
     ▪ No use limpiadores de ventanas, aunque este tipo de productos contengan amoníaco, es mejor omitirlo porque pueden dejar sedimentos sobre el material.
     ▪ Lea las instrucciones antes de usar cualquier limpiador.
     ▪ Pruebe siempre el limpiador primero en una esquina poco visible, para que pueda asegurarte de que no creará un problema nuevo 
     
  4. Escoja un limpiador no abrasivo

    Si no tiene un limpiador a base de amoníaco, puede usar otro limpiador no abrasivo. Rocíe el limpiador sobre la superficie y use un trapo limpio y húmedo, luego frote.
     ▪ Puede dejar que el limpiador trabaje por uno o dos minutos para ayudarte a eliminar la mancha.
     ▪ Enjuage y seque la superficie cuando termine.
     ▪ Asegúrate de no mezclar diferentes tipos de limpiadores, ya que esto puede crear gases nocivos.
     

Eliminar las manchas difíciles

  1. Use un limpiador con ácido oxálico.

    El ácido oxálico puede ayudar a eliminar las manchas marrones, especialmente en las superficies blancas.
    ▪ Frote el limpiador y déjelo actuar por unos minutos, luego límpielo, enjuagándolo con agua limpia. No olvide secar la superficie después.
    ▪ Es posible que tenga que repetir el proceso para eliminar todas las manchas.
     
  2. Pruebe con un limpiador con lavandina.

    Si tiene bachas o mesadas en color blanco, puede usar un producto que contenga lavandina. El material puede soportar este tipo de productos, siempre y cuando no se deje actuar durante más de 16 horas. También puede usar una mezcla de 1 parte de lavandina y 3 partes de agua.

    ▪ Si tiene bachas o mesadas de otro color, es posible que la lavandina las decolore. Haga una prueba primero en un lugar discreto para evitar la decoloración.
     

  3. Elimine la acumulación de aguas duras con un eliminador de sarro.

    Los limpiadores de sarro pueden ayudarle a eliminar la acumulación de aguas duras. Para usar este tipo de producto, rocíelo sobre la superficie y déjelo actuar durante unos 5 minutos. Limpie con un trapo, enjuage y seque la superficie.

    ▪ Es posible que necesite aplicarlo más de una vez para eliminar todo el sarro.
     

Mantener tus productos impecables

 
  1. No utilice esponjas abrasivas.

    No debe usar esponjas que tengan un lado áspero (como las esponjas amarillas y verdes), o al menos no usar el lado que sea abrasivo. Además, debe omitir las lanas de acero o cualquier otro tipo de material que puedan producir rayones. Todo lo que sea muy abrasivo puede estropear el material.
     
  2. Utilize un paño de microfibra para la limpieza.

    Un paño de microfibra es lo mejor para limpiar este tipo de superficies porque no deja rayones.
     
  3. No use disolventes fuertes ni nada que contenga acetona.

    Este tipo de disolventes pueden causar graves daños al material al igual que la acetona. Si derramó esmalte de uñas, puede quitarlo con un quitaesmalte de uñas sin acetona.